jueves, 5 de marzo de 2015

No sabéis nada.

No sabes nada Jon Nieve.
Esto es lo que le dice Ygritte a Jon en Tormenta de espadas II de la saga Canción de hielo y fuego del autor George R. R. Martin. No sabes nada Jon Nieve. Y se me ha quedado grabado a fuego, por eso lo uso como cita para lo que llevo rumiando desde esta mañana.

Hace semanas que se estrenó Cincuenta Sombras de Grey en los cines y las críticas no se han echo esperar. Llevo leyendo críticas todo este tiempo, unas buenas y otras malas, pero las que me hacen llagas en los ojos son las que comparan el libro o más bien la película (porque dudo mucho que todo el que ha criticado haya leído la trilogía) con situaciones verdaderamente vergonzosas que ellos creen que saben lo que es y no tienen ni idea. No voy a poner fuentes, porque son tantas las que hay que para qué elegir, sólo tenéis que goglear un poco y las hay a patadas.

Cincuenta sombras de Grey no es un libro de amor. Hasta ahí estoy de acuerdo. La historia de amor llega después, entre la histeria de la ex de Christian Grey y los celos de su maestra en eso del sado. Pero tampoco es el libro perverso que nos están vendiendo con la excusa de que todo el que tenga una conducta parecida es un maltratador, bien sea físico o psicológico.

No sabes nada Jon Nieve. Yo si. Yo sé que es solo un libro. Que Anastasia tenía opciones. Si a ella no le hubiera gustado el juego que había hubiera llamado a la policía por mucha tensión sexual que sintiera. Que a ella le gustaban el coche, el móvil y el ordenador y las clases de sexo porque si no le hubieran gustado habría cambiado de móvil, trabajo y hasta de ciudad. Y no sólo he leído esta trilogía. He leído otros libros de la misma temática y los ha habido mejores y peores, con diferentes fondos amorosos.

Para las víctimas del maltrato no es tan fácil. Y no nos equivoquemos. Una cosa es maltrato así todo seguido y otra muy diferente el mal trato, separado. Cuando te mal tratan significa que no te están tratando bien, que te han echo o dicho algo que no te ha echo sentir bien. Pero cuando te maltratan no solo no te sientes bien. Te sientes una mierda, que no vales para nada, que no puedes salir "porque se enfada", que si no tienes la casa como él/ella quiere se enfada, que si tus amistades o incluso familiares se preocupan por tí "es porque o quieren algo contigo o ya están otra vez aqui molestando". Incluso te "sugiere" amistades nuevas que curiosamente son parejas de sus amigos y que obviamente se enfadará si no las aceptas. Eso es control. Eso es sumisión, eso es MALTRATO PSICOLÓGICO.

He hablado de la sumisión. No es lo mismo la sumisión de Anastasia que la sumisión de una victima por lo tanto no se pueden comparar. Porque la protagonista ha firmado un contrato sabiendo lo que firmaba. Porque está todo tan claro que asusta. Y porque cuando la victima de maltrato se da cuenta de que es lo que le está pasando está sola. No tiene amigos. No tiene familia. No tiene autoestima.

Y eso duele. Duele porque cuando te levantas un día y te apetece tomar un café con esa amiga a la que no ves desde hace casi un año te das cuenta de que no te coge el teléfono. De que las ultimas veces que te llamó le dijiste que no porque "tenías planes con tu pareja" aunque no los tuvieras. 
Duele porque tu madre te mira con tristeza mientras te da el dinero del autobús a la puerta de tu casa media hora antes de que él llegue del trabajo, después de llevarte en su coche "para que no te falte y puedas venir a comer mañana".
Duele porque no tienes nada. No tienes amigos. No tienes trabajo y piensas que no sabes que hacer si no estás con él.
Duele porque ves a tu mascota, que después de salvarte la vida aquella noche no ha vuelto a andar bien y no te deja que le toques las piernas traseras.

Por eso. Yo sí lo sé. Sé lo que duele y sé que se puede superar. Pero cuando te encuentras con este tipo de críticas vuelve a doler y sabes que hay que hacer algo.

Por favor. No comparemos las cosas. Sólo es un libro o una película que no refleja bien el libro. Porque muchos de los que han ido a verla al cine han ido solo por el morbo de esperar ver una película porno. Hay demasiado porno en el mundo como para que lo pongan también en el cine.
No critiquemos sin saber, igual el problema está en que no sabemos separar el trigo de la paja y sólo vemos el lado malo de las cosas.

No sabes nada Jon Nieve. Yo sí lo sé. Y no eres nadie para compararme con algo que es sólo un pasatiempo.

miércoles, 4 de marzo de 2015

Historias de Cornelia III



Mi Marina se ha echado novio. Ahí, con sus 20 años recién cumplidos se me ha echado novio por primera vez. Yo ya pensaba que me iba a salir machorra como la hermana de mi Antonio que tiene 60 años y todavía no sabe lo que es un hombre y va por ahí con unas pintas que da pena verla, con lo limpia que ha sido mi suegra y las pintas que tiene mi cuñada. Pues eso, que mi Marina el otro día va y me dice: “Mamá,  me voy el fin de semana a Albacete a conocer a los padres de Luis” y yo le dije ¿pero quién es Luis? Y ella va y me suelta, ¡ay! Mamá, quién va a ser, pues mi novio. Y lo dijo y se quedó tan pancha, cogió la maleta y se fue dejándome con la palabra en la boca ¡abrase visto la niña!
Así que nos quedamos mi Antonio y yo con dos palmos de narices esperando que volviera y nos lo presentara por lo menos porque del tal Luis sólo sabíamos el nombre, nunca nos lo había mentado antes y yo para que se me pasara el disgusto me puse a hacer unas torrijas para merendar el domingo, que aunque tengo estos kilos que no soy capaz de quitarme, un dulce los Domingos no es pecado y no hace mal a nadie, y en eso estaba cuando llegó mi Marina a casa y entre torrija y torrija me contó que había conocido a Luís por internet, que habían quedado para conocerse y que se habían gustado y que como los padres del chico son muy tradicionales habían ido a que la conocieran y le dieran el visto bueno y mi niña que todo lo que tiene de moderna lo tiene de buena persona vio que tenían la cocina… bueno, un poco desarregladilla y como vio a la buena señora tan cansada le preguntó que si necesitaba ayuda y la mujer esta va y le dice que no, que ya está todo hecho y solo faltaba pasarle la fregona a la cocina y al baño y mi Marina le dice que ya lo hace ella y que se siente que ella llena el cubo y lo limpia todo, a lo que la mujer le dice que ya está lleno y ahí es cuando mi niña me cuenta que se quedó a cuadros que el cubo tenía más mierda que el rabo de una vaca con todo el agua negra con trozos flotando y que cuando fue a vaciarlo la mujer esta empezó a gritarle que ella no le había dicho que lo vaciara y que así estaba bien y que si ella era la mujer con la que pensaba casarse su hijo que ya podía ir espabilando y hacer lo que le decía su futura suegra y mi niña, se calló la boca, cogió su maleta, se montó en su coche y le dijo al tal Luis, si quieres tomar un café me llamas, pero yo aquí no vuelvo a poner un pie en mi vida, que de aquí me voy al ambulatorio a que me hagan un lavado de estómago que viendo como tiene tu madre la cocina y el cubo de la fregona ya veremos si no pillo algo.  Así se lo dijo la niña, y yo me moría de vergüenza y le dije Mari, yo no te e educado así, y ella va y me suelta, mamá, tú no sabes cómo estaba aquello, se ve que la mujer no puede con todo pero no busca ayuda, quise ayudarla a limpiar el polvo porque veía que se iba a caer de la silla y me dio un paño seco y me hizo limpiar todo el polvo del salón con el mismo trapo sin una triste gota de agua o de algún limpiador y la primera estantería pase, pero ya a la segunda el trapo estaba más negro que el hollín y así no se podía limpiar, me moría del asquito.

Eso me hinchó como un pavo. Porque yo no es que esté todo el día con la fregona en la mano, pero a mis tres hijos los he educado para ser independientes y los tres se hacen de todo más bien o más mal pero saben hacerlo y mi Marina ha aprendido que el polvo se limpia con una bayeta y un cubo de agua caliente con jabón, que los cristales se lavan con una esponja y vinagre y se secan bien con papel y que después de lavarse la cara tiene que pasarle la bayeta al lavabo y al váter y así ya están todo el día limpios y no tienen manchas y eso lo saben hacer mis tres hijos y a mi Antonio lo estoy educando y va aprendiéndolo, porque claro, no va a estar una como una esclava todo el día limpiando para todo el mundo, aquí hay que arrimar el hombro y ayudar en casa. Que yo para atocinado ya tengo a mi Antonio que el pobre no lo sabe hacer mejor porque mi suegra lo tenía como un mimadito, muy limpia ella, pero al niño lo tenía muy mimadito.

viernes, 20 de febrero de 2015

Historias de Cornelia II



El otro día os dije que tenía hijos. Tengo tres, dos machos y una hembra. Mi Antonio quería una niña para que lo cuidara en su vejez y eso que yo le dije Antonio, eso son antigüedades, hoy en día las hijas no son las únicas que cuidan a los padres pero él erre que erre y  hasta que no vino la niña no paramos. El mayor se llama Antonio como su padre, pero el mediano no sabía pronunciarlo y le decía Toín y Toín se le quedó, no es que me guste especialmente pero es lo que hay, una vez que te acostumbras a algo es difícil quitarse la costumbre así que ahí estamos. Mi mediano el pobre tuvo menos suerte, mi suegra se empeñó en que le pusiéramos su nombre a alguno y como ella se llama Herminia y no creía que fuéramos a tener más pues Herminio se le puso al pobre, yo quería ponerle Alberto que es un nombre con solera, dices Alberto y se te llena la boca, pero no pudo ser, así que mi Herminio es el ojito derecho de su abuela.
Luego vino la niña que tiene 20 años. La verdad es que yo no quería más niños, ¿para qué? Si ya con dos tenía el día completo pero mi Antonio seguía empeñado y claro, cómo iba a decirle que no, así que le dije Antonio este es el último, si es otro macho le haces trenzas y le pones una falda pero yo ya no paro más que cada vez lo llevo peor. Y es que el embarazo de mi niña fue muy difícil, todo el día vomitando y con los tobillos como toneles, con lo delgadita que yo era y cogí nos kilos que no soy capaz de soltar. Marina le pusimos, porque mi madre la pobre se enfadó conmigo por ponerle el nombre de mi suegra a mi mediano y estuvo dos meses sin hablarnos, así que para no tener más disgustos le pusimos el segundo nombre de mi abuela para que mi pobre niña no se traumatizara tanto y ahora va y nos dice que ella quiere llamarse  como su abuela, ¡abrase visto!
Así que le he dicho, Mari, tú tienes un nombre muy bonito, como de sirenita ¿por qué quieres llamarte Covadonga? Si suena a marca de leche, dices Covi y parece que estás en el súper comprando, no puede ser. Y ella erre que erre que le gusta más el de su abuela y que se lo va a cambiar, porque está de moda ese nombre y que por qué no se lo pusimos cuando nació.
Esa es otra, la de las modas de ahora. Los chavales con los calzoncillos por fuera que se les ve todo, lo que tiene una madre que refregar esos calzoncillos para que no se vea ninguna mancha, porque yo no sé qué hace mi Herminio que parece que viene de la guerra con esas manchas y yo le digo hijo, ya tienes 26 años podrías tener más cuidado con la ropa pero el nada, aunque el pobre me dice que ya lo hace él, que no me preocupe pero si no se lo hago yo ¿quién se lo va a hacer? La novia esa que tiene no creo, porque es una sílfide que como no tiene cerebro le está sorbiendo el suyo, me llama doña Cornelita ¡abrase visto! Doña Cornelita, si mi madre se enterara de que mi Herminio está con una chica como esta le abría la cabeza a escobazos, porque ella es muy buena pero todo lo que tiene de bendita lo tiene de mala leche, ¡anda que no le daba escobazos a mi Felipe cuando volvía con los calzones sucios! Y ahí está ahora, que mi cuñada no le tiene que limpiar una sola mancha de nada, ella sí que se ha llevado un buen hombre, no como mi pobre Antonio que mi suegra me lo mandó atocinado y a mí me ha tocado lidiar con cuatro niños de pecho, menos mal que el pobre luego no se mete en nada y todo lo que yo haga está bien hecho, no sé si tendrá que ver que el regalo de boda de mi madre fuera una escoba bien recia…

sábado, 14 de febrero de 2015

Cornelia



Hola, vosotros no me conocéis ni yo a vosotros tampoco, así que me voy a presentar.
Me llamo Cornelia y tengo 56 años. Si, ya lo sé. Cornelia es un nombre raro, pero me lo puso mi madre que es una apasionada de los nombres raros. Supongo que le viene de familia porque mi abuela se llama Eloísa Marina y a ella le puso Covadonga.

Ahí no acaba la tradición. Tengo una hermana, Lucrecia y un hermano Felipe, imagino que ahí se le acabó la inspiración o que mi padre se impuso por primera vez no lo sé. 

En mi casa me llaman Corne todos menos mi padre. Él es un hombre normal que quería ponerme Luisa como su madre pero mi madre no lo dejó así que me llama Lia. En realidad no me gusta ninguno de esos nombres, a mí me hubiera gustado llamarme algo más normalito como Elisabeth o Asunción pero no pudo ser así que llamadme como queráis, yo ya estoy acostumbrada.

Os preguntaréis que a qué viene todo esto. Pues os lo voy a explicar.
Yo ayer estaba en mi casa fregando y sonó el timbre. Cuando abrí me encontré una chica muy simpática que se presentó y me pidió entrar. Le habían hablado de mí y dice que quiere escribir lo que yo le cuente en un blog que tiene. Yo le dije que no sabía porque quería escribirlo en un blog y no en un cuaderno como todo el mundo pero me explicó que no, que ella se refería a un blog de internet que ella tiene y en el que escribe cosas y la gente lo lee, algo así como un libro que está pero que no está físicamente. La verdad es que esta chica me dejó impresionada, que manera de hablar, que forma de expresarse, por eso yo siempre les he dicho a mis hijos que tienen que estudiar porque si no, nunca van a llegar a nada.

Pues eso que esta chica me dijo que escribiría lo que yo le fuera contando y que lo haría tal y como yo se lo contara así que por eso estoy aquí, en realidad no sé todavía cómo ha sabido de mí, ya iré preguntándole porque ha dicho que vendría una vez por semana si yo no tenía inconveniente, y claro, a mí me da igual, yo con sentarme un rato y descansar las piernas…

lunes, 27 de octubre de 2014

Jabón liquido casero 80% seguro.

¿Que es eso de un 80% seguro?
Bueno, las que hayáis leído algo sobre jabones o conozcáis a alguien que haga jabón casero sabreis que es un poco peligroso hacer la mezcla del agua con la sosa, que hay que usar guantes, gafas y mascarilla (los más asustadizos) y que según la receta existe casi un ritual hacerlo (remover en un solo sentido, no parar aunque estes a punto de amputarte el brazo etc..) Para esta receta solo necesitáis unos 15 minutos sin niños y un lugar ventilado que puede ser el Futuro con medio cuerpo fuera por la ventana y servidora añadiendo los ingredientes a toda prisa.

Yo os cuento mi experiencia. A mí me encantan las cosas naturales, las ecológicas, estoy preocupada por el calentamiendo global y demás, pero todo tiene un límite. Si yo pruebo algo y no me gusta por muy ecológico que sea no pienso volver a usarlo. Así aborrecí el aceite esencial de jazmin.

He probado con casi todo. Jabón lagarto rallado y hervido, de marsella, jabón casero de una amiga de mi madre rallado, vinagre como suavizante, con y sin aceites esenciales, amoniaco, bicarbonato, limón... yo que seee si es que internet es muy grande y hay infinidad de recetas.

Esta que os voy a poner la probé hace casi dos años. Es fácil, sencilla, económica y realmente funciona aunque mi opinión es que ya que os ahorráis el detergente y si sois como yo hasta el fregasuelos invertid en un suavizante de calidad que le de buen olor a la ropa, al ser un jabón de aceite usado no huele a fritanga pero se come el olor de un suavizante de marca blanca.

Ahora mismo no lo estoy usando. No sé si es por que se ha corrompido el jabón o que ha pasado que ultimamente la ropa no me quedaba bien y no eliminaba el olor a sudor de la ropa por lo cual recién lavada muy bien, pero a la semana ya olía raro, cuando acabe lo que tengo lo haré otra vez y probaré a ver que tal.

Vais a necesitar:
Una garrafa de 5L. Puede ser de agua si no tenéis otra cosa, pero al ser tan fina cuando se calienta el agua el plastico se resiente y a los pocos dias puede romperse y que se salga el jabón. Mejor una de anticongelante de coche o a unas malas las blancas del aceite de girasol. Y que tenga la boca ancha, para sacar bien el jabón.

Un peso y un medidor de liquidos. Estamos hablando de quimica, es indispensable que las cosas sean lo más exactas posibles.

Una cuchara de café y un embudo. El embudo lo vais a usar solo para el jabón. Primero para añadir la sosa y luego para traspasar el jabón a las garrafas más pequeñitas.

Garrafas o botellas de agua, o de leche. Para almacenar el jabón y que sea más fácil su dosificación.

Os pongo los ingredientes en el orden EXACTO en el que los teneis que poner, no vale poner primero el aceite y luego el agua, el orden de los factores altera (y mucho) el producto.

En la garrafa: 4L de agua TAL COMO SALE DEL GRIFO es decir, fria.
Añadis 100grs de sosa, cerrais y meneais hasta que se disuelva. Al principio se va a calentar bastante el suelo de la garrafa, pero no os preocupeis menead y ya veréis como se va enfriando, menead hasta que se disuelva bien la sosa.
Echar una cucharada de sal de mesa. Y menead muy bien para disolverla.
Echar medio litro de aceite FILTRADO sin grumos, sin nada flotando y volved a menear.

A partir de ahora empieza lo bueno. Todos los dias vais a menear el jabón cada vez que os acordéis, cuanto más mejor y por la noche dejadlo destapado. Se irá espesando poco a poco y con suerte en una semana lo tendréis listo, si no, dos semanas como mínimo. Aqui interviene si hace calor que se hará antes. Si lo dejáis sin destapar por la noche se cortará y no saldrá.
Sabréis que está listo cuando al mezclarlo por la mañana no se separe el agua de lo que es el jabón en sí, movedlo más durante el día ¡¡EJERCICIO!! y si sigue sin separarse estará listo.

Es una especie de clara de huevo, yo lo que hago es diluirlo con agua caliente porque si no es complicado de dosificar.

Para filtrar el aceite yo uso un filtro de café desechable, lo pongo en un embudo y voy echando el aceite en una botella. Yo uso todos los aceites que tengo: de oliva, de girasol, de las conservas etc, las mezclo todas y solamente se me ha cortado un jabón y porque se me olvidó destaparlo. Si no os gusta eso de usar aceite usado lo podéis hacer con aceite limpio.

La sosa que yo he usado es la de perlas del mecaseñora. Con escamas también sale aunque hay que menear mas para disolverla.

Si vais a disolver el jabón dejadlo un poco más liquido de lo que lo vayais a necesitar, al enfriar espesará un poco.

Con el calor el jabón se separa, una especie de espumilla blanca arriba y un liquido amarillo debajo. Esto es normal y suele terminar cuando llega el frio, pero es mejor si no le da el sol al jabón. Lo mezclais y punto, mejor porque cuanto mas lo mezcleis más blanco se pondrá el jabón.

Yo creo que esto es todo, si me acuerdo de algo más actualizaré.
Receta sacada de www.portusmanos.com

viernes, 24 de octubre de 2014

Las he vuelto a subir.

Holaaaa!!!
Lo he echo, me he liado la manta a la cabeza y lo he echo. No sé porqué, no sé si lo dejaré así o si mañana me dará otro siroco y lo cambiaré todo de nuevo pero de momento lo he echo.

He vuelto a subir las entradas antiguas del blog.

¿Que porqué? Básicamente porque me apetecía. De vez en cuando entro aqui, leo estas entradas que he escrito con tanto amor y vuestros comentarios cargados de cariño y me da pena que estén guardados en el cajón de la blogosfera y también porque la imagen de gran empresaria tejedora que intenté dar el año pasado no me gustaba.
No era yo. En serio, aunque el dinerito viene siempre bien me siento más feliz regalando lo que hago que vendiendolo... Esto no quiere decir que ahora vaya a ser una ONG, yo regalo lo que quiero y a quien quiero, porque valoro mucho las horas que le dedico a todo lo que hago que no son pocas.

Así que ya están las entradas antiguas otra vez. Podéis volver a disfrutar de la bizcotaza, la nocilla, las gracias de Merenmadre, las tontadas de Manzanita, la compra de piso-parchis y sobre todo de mi poquísima verguenza. Porque subo las entradas del blog pero mi foto se queda. Soy Estefanía, soy Merengaza y además tengo 28 años. Con dos cojones.. Estoy mu locaaaaaa!!!!!

He intentado mandarme las fotos que quiero subir por correo y se me ha bloqueado el móvil así que de momento esto se queda así y aqui. Releed todo lo que queráis y disfrutar de vuestros comentarios antiguos, yo me he reído mucho recordando y eso nunca biene mal.

Lo dicho que sigo aqui aunque se me vea poco, yo soy de poco destacar y si veis algo que os gusta y queréis tenerlo simplemente hablad, hablando se entiende la gente y se llega a los acuerdos.
Os espero a tod@s por aqui. Me lo paso genial con vosotros.

martes, 30 de septiembre de 2014

Adiós verano.

El mal tiempo me deprime. Soy una romántica empedernida y debería adorar la lluvia y tal y en realidad me encanta que llueva pero si pudiera tener abiertas las ventanas me gustaría todavía más.
Y es que mi piso-parchís que llevo adorando desde hace dos años y del que estoy enamoradita tiene un ventanal que me coje todo el ancho del salón, muy luminoso, muy grande, pero los cristales son translúcidos de cuadraditos de los años 80 por lo menos. Y sí que se les notará menos la mierda y són muy buenos para limpiar y todo lo que quieras, y que la vista desde mi salón sea la plaza comunitaria y dos árboles del instituto de abajo pero que queréis que os diga, esas ventanas abiertas me dan la vida y ahora que viene el mal tiempo, la lluvia, el frio... me deprimo.

Sobre todo después del fantástico verano que he tenido. Que me he pasado casi todos los fines de semana en el camping y que aunque he ido poco a la playa por el tiempo que no acompañaba me lo he pasado genial con los peques y es que yo veo un niño chico o mediano o lo que sea y me vuelvo loca.

La vecina de al lado de mi madre, tiene tres nietas de 13,10 años y 18 meses y este año está criando a un niño chino que los padres prefieren pagar para que lo crien en un entorno amoroso que tenerlo en el carrito sin poder cuidarlo hasta los 5 años.
Y el problema está que Alfonsito es un amor. Un amor de ojos rasgados, pelo hirsuto y sonrisa medio desdentada que enamora. Cuando lo conocí solo tenía 9 meses y apenas extrañaba, se venía conmigo estupendamente y era como un muñeco literalmente, si lo ponías sentado aqui, se quedaba aqui, no lloraba, no decía nada, no se movía, él con un cuenco de gusanitos al lado era feliz.
Así ha estado hasta hace un més apróximadamente que ha cambiado radicalmente, tanto que el sábado pasado aún no se mantenía en pie sin agarrarse a nada y a mediados de esta semana he visto fotos y ya se tiene en pie, lo he visto empezar a moverse, a balbucear, a gatear.. si a mí los niños me odian y mi Alfonsito era verme ultimamente, se le iluminaban los ojos y echaba a gatear para que lo cogiera en brazos, lo que yo digo, un amor.

Y ahora Alfonsito está en Sevilla con su abuela y su abuelo y yo me quedo sin él.. y me deprimo más todavía y para colmo me he enterado de que no van a ir a pasar el fin de semana en la sierra un día de estos así que ya es casi seguro que hasta el verano que viene no lo veré. Eso si con suerte podemos ir casi todos los fines de semana como este que ha sido un mirlo.

Todo eso me ha acarreado muchas noches sin dormir. No por los niños, si no porque ahora como tengo más tiempo libre me da por pensar y la gracia es que pienso mejor por las noches, antes de dormir y por lo tanto me duermo tarde, mal y me despierto temprano, hoy por ejemplo me he levantado a las 7 y he estado desde las 7.30 hasta las 9.30 desenmarañando un ovillo de rayón que me trae por la calle de la amargura.

¿En qué piensa esta chica ahora? os estaréis preguntando. Bueno en realidad pienso en cómo podría mejorar mis amigurumis, qué puedo hacer nuevo cuyo patrón sea mío, de dónde saco el tiempo para todo lo que quiero hacer antes de navidad etc... ya tengo claro que este año el nacimiento/belén de la tienda lo voy a hacer yo. De echo ya tengo a la virgen María y el resto de patrones que necesito para los reyes y los camellos y muchas cosas que tengo en mente, un cohete, una pulsera, una mamá con su bebé...

Así que aunque ya sé que tengo el blog muy descuidado ahora por lo menos podré contar los avances que voy haciendo en el nacimiento/belén y el resto de cosas de la lista, que haberlas haylas y son muchas pero eso será en otro capítulo.